Ir al contenido principal

Entradas

Pixeladas

Todas las veces que lo intento,
lo hago con la mayor de las ganas.
Ni aun en los peores cansancios,
o las ganas de jodedera.

Como si cada verso en mi cabeza
fuese una obra maestra.
El problema es que soy humano
y siempre la cago.

Son tantos remordimientos
manoteándome por la espalda.
Como cuando jugaban
contigo
un dos tres mon,
en la secundaria.

Siempre... siempre
he sido el tipo patético
que nadie le habla.
El nerd que llega al poder
y se pone déspota.
Ese que escribe poemas
cuando aprende una lección
demasiado tarde.

Entonces mi sufrimiento
entretiene a otros,
por esa mierda
de ser un libro abierto.

Es cuando pienso
que casi lo tengo
y lo suelto.

Nadie se merece estos versos.
No es que sean buenos
Es que son ciertos.

Cada pixel es un retrato de mi alma
que a la distancia lucen como letras
y aun mas lejos estrofas.
Cuando ya forman poesía
pierdo control de ellas
contra tus pupilas.

A tu perspectiva se enfilan mis traumas
directas al matadero.

A los fumadores le da cáncer.
Puedes sent…
Entradas recientes

No me hagas caso

Siento tanta vergüenza de este
egoísta corazón.
que no se alegra de que puedas sonreír
lejos de mi.

Que mi vida continua
en la cartelera
de un teatro vacío

Y tu en la distancia
ya te acostumbras a mi ausencia.
te enteraras que papa
no lo sabe todo.

No es perfecto,
son tantos los errores
y quizás son ciertos algunos cuentos
de ese pedazo de loco
que se limpio las lagrimas
al borde del aeropuerto.

Anclado a la esperanza
de algún día dejarte
una herencia color bandera
de las que puedas sacar valor
y sacrificio.

Es tanta y tanta la vergüenza.
Para ti solo deseo días dulces.
No quiero mas visitas de nubes negras
en tus pestañas.
Menos ser yo el estruendo que rompe
el cristal de tus ventanas.

Pero mi vida continua
en la cartelera de un teatro vacío
Y tu tienes pase libre
en todos los parques de la diáspora.

Algo mal debe haber conmigo.
Debo estar entre los peores padres
en la historia del patriarcado.
Porque quiero abofetear ese raton
con pantalones rojos
para que deje de robarme tus sonris…

Solo nosotros

Floto colosos por globo.
Como complot comprobó cosmos.
Costo montón fosos.
Soborno pomposo tonto.
Robo oro.
Otros fosos.
Glotón motor sofoco montoso.
Provocó plomo.
Fosos, fosos, fosos.
Nombró Ojos Llorosos,
oro monólogos,
tomo hombros
troncho troncos,
forzó coños.
Fosos Morbosos.
Bochornoso colgó colmo, Colon.

o eles

Dicen que pude llamarme Juan Noel
Mi papa no quería para mi
el nombre de mi abuelo.
Así que lo heredo mi hermano
un año y medio después.
Como el suyo era el Noel,
pues ese fue el mío.

Años después el tendría
de otro matrimonio
una Noelia que le seguía a una Sharissa
con las que no compartí mucho.

Así que somos tres Noeles,
pero yo soy el único Ernesto.
Decidí no mencionar mis apellidos
con la intención de restarle importancia.

El Sr. Ramírez y el Sr. Cruz fueron
señores ausentes,
así que para que tanta pauta?
Hubiera querido ser un
Talaveras Toruellas,
como mis abuelas.

Que hermoso nombre seria
Noel Ernesto Talaveras Torruellas.
O Torruellas Talaveras, que mas da?

Empecé a hacer las pases con mi nombre
porque facebook me lo exigió.
Después de por años haber sido El No.
Me encantaba ser El No,
Cuando le daba like algo
Se leia El No like this,
El No like it like that...

Eso es buen nombre.
No uno como el mío...
No el...
que se lee como la advertencia
en una cajetilla de cigarrillos.

El poema incorrecto

Como es posible que no sea suficiente?
Si mientras más me esfuerzo
sigo quedando más corto.

Si cada centavo,
cada gota de sudor,
cada nervio pinchado
no da a basto...
como esperas
que sea la respuesta
de tus problemas?

Si yo que lo he perdido todo,
sigo rotando como un sobreviviente,
teniendo sólo lo suficiente
puedes tu hablar de mi decadencia?

Como esperas
que tenga la palabra correcta,
a cada hora,
a cada comentario,
a cada latigazo,
a cada culpa,
a cada tribuna,
a cada caricia.

Cuanto han hecho por ti todos
los que antes de mi te han rodeado?

Que ahora esperas tu
que me saque del culo un corcel blanco.

Eran poetas

Los  grandes hombres ilustres
eran poetas periodistas políticos y poetas
Maestros pintores y poetas
En las noches de poesía
se planificaba el futuro de la patria
entre versos se editaba la carta magna Aquellos hombres en mangas de camisa que bordean las pizarras
 en los salones escolares
eran abogados militantes y poetas
Aquellas mujeres que bordaban la bandera y cargaban fusiles en las revueltas
 eran poetas
 Quien escribió el himno era poeta
 quien no llego con el barco lleno de armas era libertador de esclavos doctor y poeta
 El que descansa con vergüenza
en La Española era educador y poeta
Aquel gobernador el que nos entrego en bandeja de plata
era poeta
 y una ves le dijo al poeta
del rumba macumba de la cumbamba
no entiendo un carajo este poema
y el poeta le contesto Y yo no entiendo un carajo el Estado Libre Asociado
 El Comandante de los nacionalistas
en juicio y bajo juramento
confeso ser poeta 
y nosotros poetas del momento
 sabemos que lo somos
 Si somos poetas
 Pero ademas…

Donante de órganos

De este cuerpo
llevarse todo
excepto el corazón.
Eso,
dejarlo a los parasitos.

Y con cuidado.
Quizás al comerse
este pedazo de carne
trillado de poemas
tengan que vomitarlo.

Esta contaminado
de mal de amores,
sus válvulas tapadas
con mentiras
y endurecido
por masoquismo.

Le he dado
mejor trato
a mis pulmones
contando los 20 años
de cigarrillos.

Eviten tocarlo.
Es portador
de Karma contagioso.
Padece el quedar enamorado
de quien más te lastime.

El perdón involuntario
es uno de sus
efectos secundarios.

Cada perdón,
trae un nuevo tajo.
Es más fácil morir
desangrado
venas abiertas
que por infarto.

Por esta razón
añado está aclaración
y advertencia
en la tarjeta
en mi billetera
que como donante
me identifica.

No salven una vida
con este corazón.
Porque no queran
vivirla.

Otro desperdicio.

Hay un poema que se pierde por las cunetas.
Esta dentro de una pompa de sangre           desinteresada.
No concibe está existencia como suya.
Las paredes de su casa están en contra de vientos más felices.
Apaga la luz, no contesta llamadas si acaso recibe alguna.

La amigos de entonces han seguido sus propios fracasos,
los de ahora no le creen que es posible,
su amor lo consiente pero no lo consuela
la olla de la vida lo hierve como a un cangrejo de pecera.

No hay lugar para donde esconder la mirada
cada esquina trae su receta de espinas.
La esperanza es una enfermedad
para cual las fábricas aún no inventan
un preservativo con sabor a menta.

Hay un poema marchitandose bajo la lluvia.
Cada gota sobre cualquier rosa es rocío
menos sobre sus hojas que es castigo.

Esta dentro de una colonia en un anuncio de Coca Cola.
Es la máscara triste de las máscaras del teatro
abandonado como un perro en la carretera.
Aún conserva su cadena en la espera de una mano nueva
y  que no se tome a la ligera